Los barrios de Las Tablas y Fuencarral son vecinos geográficamente pero, en la práctica, están casi incomunicados, pues se han topado con una brecha que, a día de hoy, ha resultado prácticamente insalvable: las vías del tren.

El túnel norte es una de las escasas vías que une estos barrios, comunicando Las Tablas con la zona norte de la Calle de Ntra. Sra. de Valverde y con la cercana Estación de Cercanías de Fuencarral. Dadas las características del túnel, se decidió su empleo para el desarrollo del Anillo Verde Ciclista de Madrid a su paso por estos barrios, por lo que su uso debería ser exclusivo para ciclistas y viandantes. No obstante, la falta de conexiones y los problemas de movilidad, han acabado produciendo que numerosas motos, coches e, incluso, furgonetas empleen este túnel para salvar las vías y acceder a Fuencarral desde Las Tablas.

Para muchos vecinos y aficionados al ciclismo que usan habitualmente este túnel, la situación es de máximo riesgo dado que el túnel es estrecho, con una curva ciega en su acceso y cuenta con escasa iluminación, por lo que existe una alta peligrosidad de posibles atropellos y accidentes. Estos vecinos ya reclamaron reiteradamente al gobierno de Carmena, la instalación de barreras u otras medidas que impidieran el acceso de vehículos al túnel pero, ante la falta de soluciones por parte del Consistorio, decidieron ponerse en contacto con el grupo municipal de Ciudadanos (C’s) para que dieran voz a su preocupación y trataran de buscar soluciones.

En palabras del portavoz de Ciudadanos (C’s) Fuencarral El Pardo, “muchos vehículos particulares tratan de huir de la ratonera en que se ha convertido Las Tablas usando el túnel norte como escapatoria, poniendo en peligro la vida de los usuarios del mismo“. Por este motivo, Ciudadanos (C’s) Fuencarral El Pardo ha presentado una propuesta en el Pleno de enero de la Junta Municipal de Distrito destinada a garantizar la seguridad de ciclistas y viandantes a su paso por el Túnel Norte en la que solicita la instalación urgente de medidas disuasorias que impidan el tránsito de automóviles y motos por el túnel, propuesta aprobada por unanimidad por los restantes grupos municipales. “Es un asunto muy peligroso porque es un túnel usado constantemente por peatones y ciclistas” señalaba Sofía Miranda, concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, antes del comienzo del Pleno.

A pesar de que las quejas de los vecinos se remontan a varios meses atrás, el propio Concejal Presidente del Distrito señaló que, desde que ellos fueron conscientes de estos hechos a raíz de la propuesta de Ciudadanos (C’s) Fuencarral El Pardo, habían reforzado las medidas de seguridad, lo que se reflejaba en la imposición de unas 60 multas en los dos días previos al Pleno y la instalación de una patrulla de la policía municipal en el acceso del Túnel Norte el mismo día del Pleno.

IMG_0047

Un padre y su hija circulan por el Túnel Norte. Abajo, la falta de medios que impidan la entrada de vehículos.