.La señalización duplicada y discordante existente en el cruce de Príncipe de Vergara con Padilla constituye un riesgo inminente y que sigue sin ejecutarse por parte del gobierno del distrito.

En el orden de prioridades del Reglamento General de Circulación y texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial especifica que las señales verticales de circulación prevalecen sobre las horizontales o marcas viales; no obstante, en el cruce de las calles Príncipe de Vergara y Padilla conviven ambas señales, con el riesgo que ello conlleva.

“Se realizan maniobras bruscas– explicó la vocal vecino de Ciudadanos (Cs) Salamanca- y se producen enfrentamientos entre conductores y peatones”

Esta situación que ya fue denunciada el pasado año y lo que es más importante,  logró que se aprobara una solución, mediante la proposición 2016/1182020, ha sido desoída por la Junta de Distrito y el Ayuntamiento no ha hecho absolutamente nada.

“¿Para cuándo? –se preguntó la vocal vecina de Ciudadanos (Cs) Salamanca- Existe un riesgo grave de atropello de peatones y esta incoherencia traerá consecuencias no deseables.”

Además, la vocal de la formación naranja, concluyó su argumento recordando al concejal presidente que no ha ejecutado prácticamente nada en lo que va de legislatura, “le quedan menos de 18 meses para que termine su mandato y a este ritmo usted pasará a la historia como Carmona I El Inejecutor”.

En una ciudad como Madrid, dónde el tráfico ya es complicado de por sí, estas señales absurdas y discordantes deberían  ser prioritarias, máxime cuando han sido denunciadas reiteradamente.