La formación naranja cree que de esta manera se integra la bicicleta en un modelo de movilidad sostenible

Madrid, a día de hoy no es una ciudad para bicicletas, pero está claro que su uso se está implementando y que existen unos datos demoledores, más de 700 accidentes registrados, el 40% de los mismos en cruces.

Cs Madrid Salamanca apuesta por implantar un modelo de movilidad sostenible, seguro y eficiente, que tenga en cuenta la demanda de los madrileños y la obligación de disminuir los desorbitados niveles de contaminación, a los que el equipo de gobierno no está dando una solución seria y eficiente.

Por ello la vocal vecina de Ciudadanos (Cs) Madrid Salamanca explicó que “buscamos poner en valor el modelo del ciclocarril, que no es más que un carril de circulación señalado con un pictograma de una bicicleta pintada en blanco sobre la calzada y una señal de velocidad máxima a 30 Km/h. Con esta fácil solución cualquier vehículo puede circular por ese carril e integramos las bicicletas, no las segregamos”.

Los ciclistas están obligados en todo momento a indicar sus maniobras y respetar los semáforos y las señales de tráfico, como un vehículo más. Pacifican el tráfico de los vehículos de motor, al reducir al menos la velocidad en un carril de circulación, posibilitan una conexión al 100 por 100 desde y hacia todos los puntos de la ciudad y su uso reduce los niveles de contaminación y de ruido.

La propuesta de Ciudadanos ha sido aprobada y respaldada por todos los grupos asistentes al Pleno, quienes reconocieron que la apuesta por un modelo de ciudad en el que se prime la salud y la seguridad, modelo del equipo naranja, es un proyecto positivo que sin duda logrará una ciudad más amable para todos los que la habitamos y visitamos.