La formación naranja se hace eco de la demanda vecinal de soluciones a esta grave problemática. 

Ciudad Lineal (Madrid), miércoles 16 de mayo de 2018. Ciudadanos Ciudad Lineal preguntó a la Concejala Presidenta sobre el estado de ejecución del proyecto de presupuestos participativos para el arreglo y asfaltado del terreno ubicado entre las calles San Emilio y Ricardo Ortiz.

En el transcurso de la formulación de su pregunta, el portavoz adjunto del partido naranja manifestó que “los vecinos nos invitaron a visitar la zona” y en el transcurso de dicha visita, se observaron charcos de agua de grandes dimensiones, falta de alcantarillado y muros apuntalados, añadiendo a continuación que “cada vez hay más socavones y son peligrosos para peatones y conductores”.  El representante del partido naranja continuó su alocución manifestando que “se necesita una solución”, añadiendo que “los vecinos impulsaron una propuesta para que se arreglara ese callejón, se movieron para ir a la Junta Municipal, a los foros locales y a eventos organizado por Decide Madrid”, logrando ser el proyecto de Ciudad Lineal en 2017 con más apoyos en los presupuestos participativos, finalizando su intervención preguntando “¿Qué pasa con los presupuestos participativos, que no se están llevando a cabo? Porque al final nos pasa como con el Rocodromo. Se aprueba, se empieza y va poco a poco”  en referencia a un proyecto de inversión en el distrito, pendiente de que se complete su ejecución, preguntando directamente al gobierno consistorial “¿Nos pueden dar una solución a esta problemática?”

Durante su réplica, el ejecutivo municipal de Ahora Madrid aludió a cuestiones relacionadas con la titularidad de los terrenos en cuestión, para justificar el estado de ejecución de este proyecto de presupuestos participativos.

Ante la respuesta proporcionada por el representante del gobierno consistorial, el portavoz de Cs Ciudad Lineal preguntó “¿se tiene una estimación de cuándo se va a ejecutar el proyecto?”, a lo que la Concejala Presidenta respondió que al haber sido aprobado este proyecto en 2017, debería ser ejecutado a lo largo de 2018, aludiendo de nuevo a cuestiones relacionadas con la titularidad del terreno y la lentitud de los plazos administrativos para justificar el retraso en la ejecución de este proyecto.