La formación naranja criticó que Ahora Madrid suprima un concurso querido y demandado por los vecinos de Arganzuela dando muestra una vez más de su autoritarismo y sectarismo.

Madrid, Arganzuela, miércoles 12 de diciembre. El Concurso de Villancicos entre los colegios de Arganzuela ha sido un evento celebrado a lo largo de los años como una ocasión de fomentar la creatividad y el trabajo en equipo entre los niños del distrito, además de ser un momento de reconocimiento por parte de los padres, profesores y público en general al trabajo de todo un año en los coros de los colegios. Sin embargo, Ahora Madrid ha suprimido de forma unilateral este concurso, aludiendo a una genérica falta de interés, lo que según los Vocales Vecinos de Ciudadanos Arganzuela es una mentira más fruto del sectarismo de Rommy Arce.

Desde Ciudadanos Arganzuela afirman haber constatado el interés por el concurso entre los colegios, no en vano uno de los coros de Arganzuela, el de San Eugenio y San Isidro se llevó un premio en 2016 de manos del Ayuntamiento de Madrid. Aunque los colegios esperaban que, como en años anteriores, la Junta de Distrito convocara este concurso, la realidad es que no lo va a hacer. La razón, según aduce, la Vocal Vecino de Ciudadanos Arganzuela es que “donde los vecinos ven un evento familiar, divertido y donde se premia el esfuerzo de unos niños que sacrifican su patio por ir a cantar, ustedes ven otra cosa, algo seguramente maléfico, algo que no se adapta a su ideario” y acusó en tono jocoso, a Rommy Arce de ser como el “Grinch de Arganzuela, un ser verde que cuando llega la Navidad está permanentemente enfadado y hace cualquier cosa para tratar de destruir la alegría de los niños”.

La Vocal Vecina de Ciudadanos Arganzuela continuó enumerando los distintos actos navideños que se han suprimido desde que Rommy Arce está en el gobierno: el tradicional Belén de la Casa del Reloj, la sustitución de los tradicionales Reyes Magos por súper- héroes, etc. y terminó su intervención diciendo “los ciudadanos no les quieren, los funcionarios no les quieren, y estamos seguros que van a decidir, en las próximas elecciones, que haya un cambio. Será entonces cuando todo esto que ustedes han suprimido de forma unilateral y sectaria salga de nuevo adelante”.