• El grupo municipal de Ciudadanos Partido de la Ciudadanía en Chamberí quiere evaluar los efectos que está provocando la apliación de Madrid Central en el distrito, para lo que pedirá en el próximo Pleno la instalación de un medidor de contaminación en el distrito que mida los niveles de dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono, benceno y ozono.

Chamberí, Madrid 7 de febrero de 2.019

Los vocales vecinos en Chamberí han analizado los medidores que hay en la zona, pero han detectado que no hay ninguno que cubra la zona de mayor tráfico del distrito, la Glorieta de Quevedo, donde el tráfico de Madrid Central se ha desplazado.

Las estaciones de calidad del aire más cercanos, según lo publicado por el propio ayuntamiento están situados en: Cuatro Caminos, en la avenida Pablo Iglesias esquina con calle Marqués de Lerma; en la Casa de Campo, en la terminal del Teleférico; en la Castellana, en la calle José Gutiérrez Abascal; en la Plaza de España en la esquina de la calle Princesa.

Además, como explicarán los representantes de Cs Chamberí, “necesitamos medir la contaminación en el Distrito debido a la mayor afluencia de tráfico, en nuestras calles por el desplazamiento de coches que no pueden transitar por Madrid Central.”

Ciudadanos Cs Chamberí quieren dejar claro que “la contaminación se dispersa y se desplaza al primer anillo periférico y que hay que medirlo in situ, donde hay más confluencia ya que, incluso teniendo medidores poco fiables en la zona, se ha puesto en marcha el Protocolo Anticontaminación varias veces”.