La formación naranja exigirá modificaciones en el acuerdo de gestión y funcionamiento de Madrid Central, para resolver problemáticas que afectan especialmente a colectivos vulnerables.

Cs Madrid Centro presentará una iniciativa en el próximo Pleno del Distrito para que se permita que los residentes puedan designar dos matrículas de terceros no empadronados en la zona que puedan acceder al área de Madrid Central.

Hasta la implantación de Madrid Central, los vecinos empadronados en las Áreas de Prioridad Residencial (APR) podían solicitar el acceso para dos vehículos adicionales, además de disponer de las veinte invitaciones mensuales para usos puntuales.

De esta manera, se cubrían las necesidades diarias de personas dependientes, mayores y enfermos, que necesitan de familiares o personal sanitario que les proporcionen asistencia o les ayuden en sus desplazamientos hospitalarios.

También facilitaba la conciliación a las familias residentes en el centro de Madrid, permitiendo que los abuelos u otros cuidadores se pudieran desplazar con facilidad desde otros distritos para atender a los niños mientras los padres trabajan.

Asimismo, resolvía otra situación cotidiana en la que también se da el agravante de que se ven afectados los menores, como es el caso de las custodias compartidas en las que son los padres los que cambian de domicilio. En estos casos, Hacienda no permite a los padres modificar su empadronamiento, y el Ayuntamiento tampoco les reconoce el poder tener dos domicilios habituales.

La entrada en vigor de Madrid Central deja sin efecto esas autorizaciones a vehículos adicionales, permitiendo únicamente las veinte invitaciones mensuales para vehículos de no residentes

Estas situaciones ponen de manifiesto que la exigencia que Ciudadanos Cs Madrid Centro llevará al Pleno del Distrito es una necesidad para muchos vecinos que ven afectada su vida cotidiana y para los que el Ayuntamiento, lejos de lo que proclama en su eslogan ‘Madrid te cuida’, no ha previsto una solución, cuando quedan menos de dos semanas para que empiecen a ponerse sanciones en Madrid Central.

Los vecinos denuncian, además, que es muy complicado, cuando no imposible, poder realizar las gestiones de autorizaciones relacionadas con Madrid Central, lo que está contribuyendo a que empiece a haber indicios de mercado negro de pases y empadronamientos.