La formación naranja cuestiona que se vaya a ejecutar alguna inversión financieramente sostenible en 2018 ya que solo le quedan 5 meses para hacer las obras previstas y además en los años anteriores solo se han ejecutado el 7%

El equipo de Ahora Madrid ha presentado con seis meses de retraso el proyecto de presupuestos para el Ayuntamiento de Madrid y con ello para el distrito de Villa de Vallecas. “Después de estos meses de disputas internas entre los distintos grupos que componen la candidatura de Ahora Madrid nos presentan unos presupuestos que no convencen ni a todos los integrantes del equipo de Gobierno, ni a los de sus socios del PSOE”, tal y como explicó el Portavoz de Vocales Vecinos de Cs Villa de Vallecas.

Además, el Portavoz de Vocales Vecinos de Ciudadanos (Cs) Villa de Vallecas, añadió que “en lo que se refiere a Villa de Vallecas los anteriores presupuestos habían sido una copia de los que les precedían, ya que Ahora Madrid lleva prometiendo el comienzo de las mismas infraestructuras año tras año. Muchas de estas infraestructuras deberían inaugurarse durante el presente año y nos encontramos con que no están ni comenzadas”.

Sin embargo, este año, el proyecto de presupuestos presentado para el distrito de Villa de Vallecas se encuentra a la cabeza de los recortes en los distritos, con más de un 12%, y el presupuesto dedicado a las inversiones se reduce un 94%. Poco más de 600.000 se destinan para las infraestructuras del distrito, desapareciendo del presupuesto inversiones como el polideportivo, centro cultural y biblioteca del Ensanche de Vallecas y sin ninguna inversión destinada a la reducción de olores provenientes de Valdemingómez.

El equipo de Ahora Madrid se escuda en que las inversiones se realizarán a través del programa de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS). Pero, tal y como le recordó el Portavoz de Vocales Vecinos de Cs Villa de Vallecas, “tengamos en cuenta que el año pasado, durante 11 meses (excluimos el mes que estuvieron intervenidos) tan solo ejecutaron un 7%. Esto nos deja que en 2018, que en el mejor de los casos van a disponer de 5 meses, las previsiones de ejecución no pueden ser muy halagüeñas”.