● La formación naranja dejo claro que en el distrito existe una carencia de infraestructuras suficientes de bibliotecas y salas de estudio

“Manuela, ¿Me escuchas?”-declamó la Vocal Vecina de Cs Madrid Salamanca, recordando al poeta Rafael de León- “Yo de amiguismos no entiendo, pero te gusta de verdad este distrito que te está sufriendo. Tan sucio, tan arrugado, tan abandonado y tan discriminado, que a lo mejor tus aficiones al compadreo se han terminado…” Y lo hacía para exigir, como representante legítimo de los vecinos que se respeten los acuerdos aprobados en los Plenos anteriores.

En esta ocasión, para recordar que el distrito cuenta con apenas dos bibliotecas para todo el distrito: la del Centro Cultural Buenavista con un horario de apertura de lunes a viernes y que cierra los festivos; Y la de Azcona totalmente saturada, lo que queda demostrado con alumnos sentados en su exterior y por los alrededores.

Como afirmó la Vocal Vecina de Ciudadanos (Cs) Madrid Salamanca, “en los barrios de Goya, Castellana, Lista o Recoletos, la situación es aún peor. No existen las bibliotecas, ni a diario, ni los festivos, ni en época extraordinaria de exámenes. Por ello se solicitó ampliar los horarios y localizar un espacio municipal para construir una biblioteca”.

Y tras lograr el acuerdo terminó el su intervención añadiendo que “ni más ocurrencias de turno ni más promesas vacías; para presumir sería justo gobernar con sentido aunque sea en un plazo reducido. No quiero que me pregunten: Este distrito ¿cómo es?, Mire usted, es un distrito de esos que parecen lo que no es. Pues se gobierna del revés, sin los vecinos, eso es”.